Sugerencias generales para mantener la seguridad de los niños

 Anticipar y Planificar. Los padres pueden crear entornos y experiencias seguras para sus hijos al intentar imaginar situaciones desde el punto de vista del niño y anticipar lo que el niño es probable que haga. Por ejemplo, antes de enviar a un niño a jugar, los padres necesitan averiguar quién los supervisará, qué reglas sobre el uso de la computadora e Internet se observan y si tendrán acceso a alcohol, tabaco o drogas. Los padres también deberían hablar con sus hijos sobre cómo terminar de jugar temprano y volver a casa si no se sienten cómodos. 

Comunicar. Es importante compartir y discutir las reglas y expectativas de seguridad de la familia con tu hijo regularmente. Cuando dejas a tu hijo al cuidado de otros, asegúrate de discutir tus reglas y expectativas de seguridad con los adultos a cargo. 

Practicar. Con tu hijo, analiza cómo actuar ante situaciones inseguras. Presenta escenarios de desafío y juegos de personificación sobre cómo el niño estaría seguro en esa situación. Por ejemplo, enséñale a tu hijo que es inseguro brindar información personal a extraños y luego pregúntale cómo responderían en situaciones donde un extraño le pregunta esta información. Finalmente, asegúrate de que tu hijo sepa el nombre de algunos adultos de confianza y cómo estar en contacto con ellos. Publica la información de contacto de emergencia, así como tu nombre e información de contacto en la heladera para utilizar como referencia de emergencia. 

Peligros más comunes en los hogares 

Objetos con filo: Las tijeras, cuchillos y otras herramientas filosas se deben manejar con cuidado. Estos artículos deberían dejarse fuera del alcance. 

Veneno: Ejemplos de venenos encontrados en los hogares incluyen limpiadores domésticos, repelente para insectos, venenos para ratas, fertilizantes y anticongelante. Los niños aman utilizar los rociadores y el paquete de los agentes limpiadores generalmente es muy atractivo. Explícale que los limpiadores por lo general contienen veneno que puede lastimar el cuerpo del niño si lo ingieren, beben, tocan o incluso si lo huelen. Estos venenos siempre deben estar fuera del alcance o en armarios cerrados con llave, y sólo los adultos deberían manejarlos. 

Iniciadores de llamas: Habla con tus hijos sobre el peligro del fuego. Si tus hijos encuentran un encendedor o fósforos, deben comunicarle inmediatamente a un adulto y no deberían tocar estos artículos. 

Coberturas para enchufes: Los niños jóvenes generalmente son muy curiosos sobre los enchufes y pueden intentar colocar sus dedos u otros objetos dentro de los mismos. Todos los enchufes deberían estar cubiertos en los hogares para los niños y bebés. 

Medicamentos: Cuando hables acerca de los frascos de medicamentos, asegúrate de que los niños entiendan que los adultos siempre deben manejar los medicamentos y mantenerlos fuera de su alcance; podrían envenenarse por una sobredosis. 

Pequeños objetos: Los pequeños objetos que caben dentro del tubo de asfixia (rollos de papel higiénico) podrían ocasionarle asfixia a un bebé o niño. Mantener los pequeños objetos fuera del alcance de niño y bebés. 

Las referencias 

ChildBuilders. (2014). Build to nurture. Houston, TX: ChildBuilders.

Recursos adicionales

Questions or Concerns?

Thank you for using our new website. If you have a question or need help accessing information or materials, please get in touch.  

Menu

Thanks For Visiting Today!

May we ask some questions to get to know you better? If not, please just click the red X in the corner.