El amor desarrolla el cerebro: Cómo criar a tu hijo

 Manejar las exigencias del trabajo, el hogar y otras responsabilidades hace sentir a los padres como que no tienen suficiente tiempo para estar con sus hijos. Pero pequeños actos de amabilidad, protección y cuidado– un abrazo, una sonrisa o palabras de amor– marcan una gran diferencia en niños. Una investigación muestra que quien recibe afecto y crianza de sus padres tiene la mejor posibilidad de crecer como niños, adolescentes y adultos felices, saludables y competentes. La investigación también muestra que una relación consistente con un adulto en los primeros años se asocia con mejores notas, comportamientos más saludables, interacciones más positivas y una mayor capacidad para manejar el estrés en etapas posteriores de la vida. 

El cerebro del bebé se desarrolla mejor cuando unos pocos cuidadores estables trabajan para entender y cumplir con las necesidades de amor, afecto y estimulación del menor. Por otra parte, la crianza negligente y abusiva puede tener un efecto negativo en el desarrollo del cerebro.

 Excerpt from Child Welfare Information Gateway. (2013). Preventing child maltreatment and promoting well-being: A network for action 2013 resource guide. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Families, Administration on Children, Youth and Families, Children’s Bureau. 

 La calidad del cuidado que recibe un bebé en los primeros años de vida cambia la química de su cuerpo. Existe una diferencia evidente entre los cerebros de los niños jóvenes criados con amor y aquellos que sufren de abuso y negligencia. Las hormonas que son fundamentales para el desarrollo del cerebro y el corazón se bloquean. Bruce Perry (2002), un experto en los traumas infantiles, ofrece un ejemplo extremo al mostrar una imagen de un cerebro saludable de 3 años de edad de lado a lado con una imagen de un cerebro descuidado de 3 años de edad. Tanto el tamaño como la cantidad del desarrollo en el cerebro están notablemente reducidos en el cerebro de un niño descuidado. Literalmente, “el amor desarrolla el cerebro.” 

La relación entre el bebé y los padres u otro cuidador es la base del crecimiento y el desarrollo saludable del bebé. Esta relación también influye en las futuras relaciones del niño con los compañeros y otros adultos. Para los bebés y pequeños niños, esta relación – también llamada apego – se forma a través de la crianza. 

Maneras diarias de criar bebés 

Momento de alimentación 

  • Cuando lo amamantas o le das el biberón, mira a tu hijo y háblale con una voz calma y relajada. 
  • Háblale mientras preparas su comida o durante la alimentación para ayudarlo a aprender a tener paciencia y lenguaje. 
  • Permítele experimentar el poder relajante del tacto al acariciar suavemente su mejilla, pelo y espalda. 

Momento de jugar 

  • Presta atención a lo que tu hijo está haciendo, y sigue sus pasos. Si alcanza un obstáculo, ayúdalo a construir y háblale acerca de lo que está sucediendo. Concentrarse en tu hijo es la clave de la crianza. 
  • Jueguen juegos simples, como las escondidas, pasar un bloque hacia adelante y hacia atrás y hacer caras divertidas entre sí. Estos juegos son la manera de que tu hijo comience a aprender las aptitudes de comunicación. 

Momento de viajar 

  • Háblale a tu hijo acerca de lo que ve a través de la ventana, nombren los colores y las formas como tú las veas. Responde a sus balbuceos como si estuviera agregando algo a la conversación. 
  • Canten canciones repetidas. Incluso los niños jóvenes comienzan a aprender los sonidos del lenguaje y pueden cantar por un largo tiempo antes de hablar. 

Momento del baño 

  • Utilice el momento del baño como una oportunidad para más que solo bañarlo. Durante el momento del baño, tu hijo tiene toda tu atención y puede ser un buen momento para conectar y divertirse. 
  • Jueguen a juegos de imitación, como por ejemplo turnarse para apretar juguetes de baño o verter agua con un vaso. 
  • Alienta la curiosidad de tu hijo al prestar atención a lo que está explorando. Por ejemplo, permítele intentar agarrar un chorro de agua derramado con un vaso y compartir su fascinación. 

Maneras de criar niños mayores

A medida que el niño crece, la crianza por parte de los padres y otros cuidadores permanece importante para el desarrollo físico y emocional saludable. 

  • Hazte un tiempo para escucharlos. 
  • Involúcrate e interésate por su colegio y otras actividades. 
  • Mantente al tanto de los intereses y amigos del niño o adolescente. 
  • Debes estar dispuesto a defender al niño cuando sea necesario. 

Adaptado de los recursos siguientes: 

  • Child Welfare Information Gateway. (2013). Preventing child maltreatment and promoting well-being: A network for action 2013 resource guide. Washington, DC: U.S. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Families, Administration on Children, Youth and Families, Children’s Bureau. 
  • Lerner, C., Dombro, A., & Levine, K. (2000). The magic of everyday moments. Washington, DC: Zero to Three. http://www.zerotothree.org/ child-development/early-development/magic-of-everyday-moments.html 
  • Perry, B.D. (2002). Childhood experience and the expression of genetic potential: What childhood neglect tells us about nature and nurture. Brain and Mind, 3, 79-100. 
Questions or Concerns?

Thank you for using our new website. If you have a question or need help accessing information or materials, please get in touch.  

Menu

Thanks For Visiting Today!

May we ask some questions to get to know you better? If not, please just click the red X in the corner.